constructores_paz_jorge_carvajal

¿Cómo ser constructores de la paz?

La paz no puede tener el precio de renunciar a la propia dignidad. La paz es posible en el centro de la tormenta, es quietud dentro del movimiento, es el silencio imperturbable del ojo del huracán. Lejos de ser una actitud pasiva la paz es el resultado heroico de la honestidad a toda prueba, del compromiso con los cambios indispensables para generar la estabilidad dinámica que caracteriza la evolución social.

Herencia y libertad

En la medida en que avanzamos hacia nuestra humanidad, modulamos la expresión de nuestros genes. Y si esto transcurre durante suficiente tiempo, esa expresión se convierte en infraestructura genética. 
En la vida, más allá de realizarnos, hemos venido a trascender. Uno trasciende si se realiza, y se realiza si es feliz. Cuando hay felicidad y hay realización puede haber trascendencia. Si todas nuestras acciones están nutridas por el genuino amor, sirven a la humanidad y llevan a la trascendencia.

Economia-atencion-Jorge-Carvajal

Economía de la atención

En un mundo lleno de estímulos y distractores, muchas veces propiciados por el uso de la tecnología, no podemos olvidar que ésta es una herramienta y que, como tal, no es la causa de la distracción, salvo cuando le damos ese uso. Nadie puede prestar atención por nosotros; el compromiso, que implica la capacidad de centrarnos aquí y ahora, es personal e intransferible.