humanizacion-empresas-jorge-carvajal

La humanización de las empresas

Es poco lo que representa para la satisfacción laboral, el sentido de seguridad, pertenencia o trascendencia, si no nos ocupamos primero y por sobre todo, de mejorar la percepción que tenemos de nosotros mismos, nuestra autoestima. Esa capacidad individual y profundamente ligada a nuestra propia humanidad, se convierte en el catalizador para alcanzar nuestro máximo potencial. 

Herencia y libertad

En la medida en que avanzamos hacia nuestra humanidad, modulamos la expresión de nuestros genes. Y si esto transcurre durante suficiente tiempo, esa expresión se convierte en infraestructura genética. 
En la vida, más allá de realizarnos, hemos venido a trascender. Uno trasciende si se realiza, y se realiza si es feliz. Cuando hay felicidad y hay realización puede haber trascendencia. Si todas nuestras acciones están nutridas por el genuino amor, sirven a la humanidad y llevan a la trascendencia.

Economia-atencion-Jorge-Carvajal

Economía de la atención

En un mundo lleno de estímulos y distractores, muchas veces propiciados por el uso de la tecnología, no podemos olvidar que ésta es una herramienta y que, como tal, no es la causa de la distracción, salvo cuando le damos ese uso. Nadie puede prestar atención por nosotros; el compromiso, que implica la capacidad de centrarnos aquí y ahora, es personal e intransferible.

oido-sonido-en-terapeuticoa_jorge_carvajal

El oído y el sonido en la terapéutica

El pabellón auricular “escucha” al cerebro, y por su mediación a todo el cuerpo, es una especie de estación de relevo de la formación reticular y de su comunicación con el cerebro y el sistema nervioso periférico. Es por esto que desde el pabellón auricular podemos incidir, con estímulos muy específicos, sobre procesos tan complejos como el dolor, la fatiga, el aprendizaje, la memoria, la lateralidad, etc.